• Sáb. Jul 13th, 2024

Ticketmaster nombra nueva directora, buscará eliminar la reventa ilegal y mejorar el servicio de la empresa

Ene 17, 2023
Ticketmaster

Por: Karen Evangelista

La empresa Ticketmaster anunció que hará un cambio en la organización, ya que Ana María Arroyo será la nueva directora de la empresa boletera en México, quien tendrá por objetivo eliminar los espacios de reventa ilegal de boletos.
 
Lo anterior, con ayuda de “mayores herramientas digitales y en corresponsabilidad con las autoridades competentes”, señaló Ticketmaster en un comunicado. Del mismo modo, buscará una mejora en el servicio de la boletera.
 
De esta forma, la empresa señaló que Ana María Arroyo tiene por meta garantizar el funcionamiento óptimo de su plataforma y mejorar de forma continua su servicio a los fans, brindando una mejor experiencia en general.
 
Ana María Arroyo Salhuana llegará a sustituir a Lorenza Baz, quien habría estado al frente de Ticketmaster a lo largo de 30 años, por lo cual la boletera aseguró que ella siempre sería una referente “de profesionalismo a seguir”.
 
Sobre el futuro de la empresaria en la compañía, señalaron: “Estamos seguros que continuará conquistando mayores metas en el área de desarrollo de negocios de OCESA”. Además, explicaron que el nuevo cambio de dirección abre una etapa.

Te podría interesar: Ya anunciaron donde podrás ver la segunda temporada de Merlina

Con esta nueva oportunidad, buscan reafirmar su “determinación de mejorar la experiencia de los fans, promotores de eventos, recintos y aliados comerciales”, aseguraron en el comunicado.
 
Este cambio llega poco después de los problemas que se presentaron con Ticketmaster durante el concierto de Bad Bunny, donde miles de fans se quedaron fuera del evento debido a un problema con el reconocimiento de boletos legales.
 
Tras esta situación, la empresa boletera aseguró que el alto número de boletos falsificados provocó que su sistema fallara, presentando problemas que impidieron que muchos de los fans ingresaran al concierto.
 
Por su parte, la Fiscalía General de la República abrió una carpeta de investigación para descartar que se hubiera cometido algún delito con las entradas del evento; a pesar de ello, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) aseguró que el problema fue el fallo en el sistema y descartó la sobreventa de boletos.