• Sáb. May 25th, 2024

Más de 2,000 migrantes cruzan la frontera de México buscando asilo en EU

Dic 13, 2022
migrantes

Por: Karen Evangelista

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza estadounidense (CBP, por sus siglas en inglés) registró este domingo unos 2,400 migrantes que intentaron ingresar a través del sector de El Paso, que se extiende unos 431 kilómetros hasta una parte de la frontera con Texas y el estado de Nuevo México.

CBP aún no ha publicado sus propias estadísticas para noviembre, pero septiembre y octubre mostraron un fuerte aumento en detenciones de migrantes en El Paso. El portavoz de CBP, Landon Hutchens, dijo el lunes que se estaban llegando más agentes a la zona «para procesar los trámites de las personas de la forma más segura y ágil posible».

Aunque no fue posible determinar la razón por la que se produjo la llegada de más migrantes, funcionarios estadounidenses dijeron que están preparados para un posible aumento en los cruces de migrantes a partir del 21 de diciembre, cuando se espera expire la orden conocida como Título 42.

La polémica ley, surgida durante el mandato del expresidente Donald Trump, se emitió como medida para contener la propagación de COVID-19 y permite a las autoridades enviar rápidamente a los migrantes atrapados en la frontera de regreso a México u otros países, sin la posibilidad de solicitar asilo en Estados Unidos.

Una coalición de fiscales republicanos, de varios estados, ha intentado revocar el fallo judicial dictado en noviembre para eliminar el título 42. Mientras que CBP dijo por su parte que está enviando a inmigrantes a otras partes de la frontera para aliviar la presión sobre El Paso.

Los extranjeros que cruzaron la frontera durante la noche del domingo continuaban el lunes la larga fila, ya en suelo estadounidense, esperando su turno para registrar su llegada ante las autoridades fronterizas de Estados Unidos.

Te podría interesar: Reporta Hugo López-Gatell incremento de contagios por COVID-19

Una gran parte del grupo de nacionalidad nicaragüense dijo que recientemente fueron liberados por autoridades mexicanas tras ser secuestrados, la semana pasada, en el norteño estado Durango.

Algunos mostraron videos e imágenes del lugar donde supuestamente estuvieron cautivos, también narraron que había varias mujeres y niños (algunos bebés), entre los afectados. Otros comentaron que pasaron hambre, fueron amenazados y que les pedían 5,000 pesos mexicanos para dejarlos ir.

Una vez a salvo, dijeron, fueron apoyados por autoridades mexicanas con autobuses que los llevaron a la norteña Ciudad Juárez. «Por lo que nos pasó ya no podemos quedarnos tranquilos a vivir aquí (en México), quedamos con temor», lamentó José Manuel, un migrante nicaragüense que pensó en algún momento quedarse a trabajar en México.

Hasta ahora no se ha podido verificar de forma independiente las historias que narran los extranjeros. Autoridades militares y de migración de México no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios sobre el tema.

En su desesperación, varios de los migrantes nicaragüenses apelaron al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para que los ayudara. «Él es el único presidente que nos va a ayudar, sabemos que nos abrirá la puerta», dijo otro migrante nicaragüense.

SLF