• Sáb. Jul 13th, 2024

La meningitis no para en Durango: al menos 23 fallecidos y siete sospechosos prófugos

Dic 8, 2022

Por: Karen Evangelista

El brote de meningitis aséptica que ha afectado al sistema sanitario de Durango está todavía lejos de su fin.

Desde que se detectó el primer positivo a finales de octubre, al menos 23 personas han fallecido, 22 mujeres y un hombre, y hay más de 70 pacientes contagiadas, según la Secretaría de Salud del Estado.

 El origen está en un anestésico local llamado bupivacaína, que fue contaminado por un hongo en cuatro hospitales privados.

De acuerdo con expertos independientes consultados por este diario, la mortalidad de esta enfermedad puede superar el 50% de los casos, lo que significa que el número de muertes seguirá aumentando.

 Las autoridades tratan ahora de identificar a cualquier persona susceptible de haberse infectado, en una carrera contrarreloj: según un estudio del Centers for disease control and prevention (CDC) de Estados Unidos, la tasa de mortalidad puede descender del 50% al 10% si el tratamiento se administra antes de que aparezcan los primeros síntomas.

Irasema Kondo, secretaria de Salud de Durango, ha declarado: “Estamos citando a todas las mujeres y hombres (incluyendo niños) que estuvieron expuestos al riesgo en estos hospitales para realizarles la punción [el análisis]. Conforme vamos revisando expedientes, vamos localizando más personas expuestas.

A día de hoy aumentó la cifra a más de 1.800 personas.

Hemos contactado a más del 85%, hay pacientes de otros municipios e incluso de otros Estados. De las sospechosas que cumplen los criterios, tendríamos 54 pacientes en espera de punción”.

Eder Zamarrón, especialista en terapia intensiva en el Hospital MAC Tampico y divulgador científico, señala que el período de incubación de esta enfermedad es de dos meses.

“Hay que contar desde que se presentaron los primeros casos, el 29 de octubre y se puso la alerta”, sostiene el doctor. “Creo que va a haber casos hasta finales de diciembre. Ahora viene el pico de muertes, muchos de los que están en la UCI o entubados van a seguir muriendo. Se estima que hasta el 40% o 50% de las personas infectadas pueden llegar a fallecer. Esto viene como tremenda tragedia”, incide Zamarrón, que calcula que el número final de decesos podría superar las 50 personas.

“Están pidiendo apoyos por tantos pacientes que hay: voluntarios, médicos especialistas… porque no está siendo suficiente”.

El origen de la enfermedad tuvo lugar en cuatro hospitales privados de la ciudad de Durango: el del Parque, el Santé, el Dikcava y el San Carlos, todos clausurados.

La causa fue un hongo llamado Fusarium solani, presente en cuatro partidas de bupivacaína de la farmacéutica Pisa, un anestésico local utilizado para operaciones cortas, especialmente cesáreas. De ahí que la inmensa mayoría de fallecidas sean mujeres jóvenes. 

La Fiscalía del Estado estableció este lunes que “los procedimientos aplicados en los hospitales fueron los causantes de la meningitis por hongo”. Más de un mes después de que se conociera el primer caso, el organismo lanzó una orden de busca y captura contra los “administradores y dueños” de las clínicas, siete personas que han evadido a la justicia y se encuentran en paradero desconocido.

La principal hipótesis es que el origen del hongo está en la reutilización de jeringuillas o problemas de esterilización del material médico.

Algunos miembros de la comunidad médica entrevistados, sin embargo, ven fallas en el proceso de investigación, a la que acusan de haber empezado demasiado tarde.