• Sáb. May 25th, 2024

Detienen a los padres de mujer que fue secuestrada hace 27 años; fingieron ser su familia biológica

Mar 8, 2023

 Por: Karen Evangelista

La mañana de este lunes, se dio a conocer la detención de  Patricia “N” y Antonio “N” por el delito de desaparición cometida por particular, agravado y en perjuicio de una persona menor de edad, ocurrido en 1995.

Se trata de Rocío, la mujer a la que hicieron pasar por su hija durante 27 años.

El vocero de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX), Ulises Lara López, explicó que Patricia y Antonio fueron los responsables de sustraer a la niña del Bosque de Chapultepec cuando apenas iba a cumplir 3 años de edad, por lo que su madre comenzó una búsqueda desesperada de su hija que se extendió por casi tres décadas.

Lara López explicó que tras el reencuentro entre madre e hija ocurrido a finales del 2022 luego de que pruebas genéticas comprobarán su relación filial, la Fiscalía capitalina investigó la desaparición de la menor de edad, llegando a la conclusión que los falsos padres de Rocío fueron las mismas personas que se la robaron a su mamá verdadera el 1 de octubre de 1995, cuando ambas paseaban en el Bosque de Chapultepec.

De acuerdo con la carpeta de investigación, la denuncia se inició por la desaparición que levantó Lorena, la mamá de Rocío, tras su desaparición en 1995.

La denuncia se reactivó con el hallazgo de Rocío y las pruebas genéticas que demostraron el engaño y confirmaron la relación entre Rocío y su mamá Lorena.

“Y precisamente derivado de las investigaciones de esta Fiscalía, fue posible solicitar y obtener los mandamientos judiciales en contra de quienes se llevaron a la menor, en la entonces delegación Miguel Hidalgo, donde la pequeña fue vista por última vez; y como he mencionado a ustedes, dichas órdenes de aprehensión se cumplimentaron hace unas horas”, explicó.

Las órdenes de aprehensión contra los falsos padres de Rocío fueron cumplimentadas por agentes de la Policía de Investigación, adscritos a la Fiscalía de Investigación y Búsqueda de Personas Desaparecidas, en el municipio de Toluca de Lerdo, Estado de México.

“Con oficio de colaboración, los detectives se dirigieron a la entidad mexiquense, donde notificaron a la mujer y al hombre de las órdenes judiciales, y con estricto apego a la normatividad vigente y lineamientos de derechos humanos, ambos fueron trasladados a la Ciudad de México e ingresados al Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla y Reclusorio Preventivo Varonil Norte, respectivamente”.

Juana fue nombrada Rocío y tanto madre como hija debieron comenzar una nueva vida con caminos separados, hasta que la propia Rocío tuvo acceso a un volante de Capea en la que aparecía una foto de ella misma cuando tenía solamente tres años.

El fotovolante con su ficha como desaparecida llegó a Roció gracias a una asociación civil que se dedica a la búsqueda de niños y niñas desaparecidas, la cual difundió el caso a través de redes sociales, por lo que la mujer de 29 años decidió contactar a la asociación civil para indagar sobre su propio caso.

Fue así que ambas partes se acercaron a la Fiscalía Especializada en Búsqueda de Personas Desaparecidas de la Fiscalía Capitalina, misma que de inmediato inició el trabajo pericial de toma de muestras genéticas, tanto a la posible madre Lorena, como Rocío, para poder comprobar su verdadera identidad.

En un video difundido por la Fiscalía capitalina se puede observar el momento en el que una perito notifica el resultado de sus estudios de ADN a ambas partes:

“Mi determinación es única, el perfil genético de la C Lorena de 50 años de edad se encuentra relacionado con el perfil genético de la C Rocío de 29 años de edad con un aproximado de 99.99% de que es madre biológica, por lo tanto la maternidad se encuentra prácticamente aprobada, esa fue a lo que concluí una vez que obtuve los perfiles genéticos de ambas y se realizó el estudio de maternidad”

Madre e hija no pudieron contener las lágrimas ni los abrazos tras una espera de 27 años, mientras que el resto de los asistentes, entre autoridades y familiares, reaccionaron con un tímido aplauso.