• Sáb. May 25th, 2024

¿Cómo es la licencia de paternidad en México, realmente hay equidad de género para una crianza compartida?

Mar 8, 2023

Por: Kevin Cedillo

Hablar del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, llama la atención sobre las causas por las que miles de mujeres marchan en diferentes partes del mundo.

Las principales razones son la demanda de igualdad, justicia, paz y leyes que les permitan desarrollarse en un ambiente seguro y libre de violencia.

Desde hace tres años, para conmemorar el 8 de marzo en nuestro país, las calles se tiñen de morado y estudiantes, profesionales, indígenas, amas de casa, madres de mujeres desaparecidas o víctimas de feminicidios y grupos recorren los pasillos pidiendo políticas del gobierno mexicano a favor de sus derechos.

Hablando de equidad, actualmente no existe igualdad de derechos entre hombres y mujeres en la crianza compartida, hoy en México los hombres tienen solo cinco días de licencia de paternidad paga, mientras que las mujeres están incapacitadas por 84 días según la ley del seguro social.

Hoy los padres no pueden compartir la crianza en el hogar y aunque tratan de involucrarse mucho más, se encuentran en un escenario lleno de restricciones con respecto a las leyes que les permiten estar presentes en las tareas del hogar.

«En México el artículo 4 Constitucional reconoce que el varón y la mujer son iguales ante la ley.

Esta protegerá la organización y el desarrollo de la familia», afirma la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo, aunque la realidad sea otra.

Los padres disponen de pocos días para cuidar del recién nacido y de la madre, que se encuentra en régimen de aislamiento, lo que requiere al menos 40 días para recuperarse, y es ella quien se encargará del hogar durante unas semanas más o a veces más. decididamente como un ama de casa.

«En la reforma laboral de la Ley Federal del Trabajo del 30 de noviembre de 2012, se establece en el artículo 132 en la fracción XXVII bis, como una obligación de los patrones otorgar un permiso de paternidad de cinco días laborables con goce de sueldo, a los hombres trabajadores, por el nacimiento de sus hijos y de igual manera en el caso de la adopción de un infante».

Hace seis años era inconcebible que un hombre tuviera derecho a ausentarse del nacimiento o adopción de sus hijos, ahora, gracias a años de solicitudes, se ha aprobado una ley que le permite cinco días después del nacimiento o una vez perfeccionado adoptar un menor.

Sin embargo, aún existen algunos obstáculos en el camino, pues, aunque este tiempo no signifique que se van a tomar unas vacaciones;

Por el contrario, algunos padres son juzgados por sus empleadores al decidir aceptar este beneficio.

Las iniciativas para extender la licencia de paternidad a 15 o 20 días se presentaron más de una vez, pero no fueron aprobadas.

Esto sugiere que habrá retrocesos a mediados de 2022, ya que aún faltan leyes que otorguen igualdad de derechos a mujeres y hombres en relación con el hogar y la familia.

¿Cuáles son los beneficios de unas vacaciones para mamá?

Las ventajas de unas vacaciones con días iguales para mujeres y hombres son significativas, en primer lugar, la madre estaría mucho mejor acompañada en el puerperio, que resultó estar lleno de procesos emocionales que podrían desencadenar en depresión, pero se ha demostrado que un día del control después del nacimiento de un hijo o hija le da a la madre un sentido de compañía y también favorece una distribución más equitativa de las tareas del hogar.

Según investigaciones, la crianza compartida, en pie de igualdad, responsabiliza a los padres por las necesidades de sus hijos, construye lazos más fuertes de apego y seguridad, fortalece los estados emocionales de niños y niñas, y promueve ambientes productivos, saludables y armoniosos.

Con la misma licencia, la discriminación contra la mujer en el lugar de trabajo disminuiría porque los padres, biológicos o adoptivos, tendrían una parte igual de responsabilidad por el nacimiento de un niño.

Más participación en las responsabilidades de la crianza de los hijos, la salud física y mental de las mujeres, más tiempo para ellas mismas, podría dejar espacio para sus pasatiempos y actividades, si las hubiere, para el desarrollo profesional.

En cuanto a la licencia de paternidad en el mundo México está muy por debajo de otras naciones, incluso dentro de nuestro país hay diferencias: en Nuevo León y Quintana Roo la licencia de paternidad se ofrece por 60 días por una tarifa, mientras que en otras naciones de América es muy variado.

Canadá: No se concede licencia de paternidad.

Estados Unidos: No se concede permiso de paternidad.

Colombia: 14 días naturales con pago.

Argentina: 2 días naturales con pago.

Chile: 5 días con pago.

Brasil: 5 días con pago.

Algunos países que se podrían destacar son:

Islandia: 12 meses de permiso compartido (cada pareja debe tomar 6 meses).

Noruega: los hombres pueden elegir entre 15 semanas de salario completo o 19 semanas de 80.

Lograr la igualdad de género en el hogar es posible, especialmente ahora que ha aumentado la disposición de los hombres a hacer más con la crianza de los hijos.

Sin embargo, lo que se necesita es un cambio social en los roles y estereotipos de género para acabar con los patrones culturales de lo que deben hacer las mujeres y los hombres.

Pero también se necesitan políticas públicas que apoyen estas nuevas formas de coparentalidad, ya que sin ellas los padres y las madres se ven limitados en su capacidad para mantener la homogeneidad en sus hogares.

Para garantizar que estos roles de género no obstaculicen la buena educación de niños y niñas en el futuro, se necesitan iniciativas legislativas para promover estas medidas.