• Sáb. May 25th, 2024

Comienza a invertir, Alejandro Saracho especialista en finanzas públicas te dice cómo empezar

Mar 6, 2023

Por: Kevin Cedillo

Nunca es tarde para empezar a invertir y así alcanzar la libertad financiera, esta es una máxima que Alejandro Saracho, especialista en Finanzas Personales, conoce muy bien y se encarga de contagiarla a las nuevas generaciones y a todos aquellos que quieran involucrarse en el lenguaje del dinero y entender cómo funcionan las inversiones.

«Primero hay que saber qué es invertir y qué no», explicó el autor de libros como Reconfiguración Financiera, Mapa de Riqueza y Mentalidad de Riqueza Extrema.

Una inversión es un activo que aumenta de valor o genera rendimientos con el tiempo, explicó el profesor de economía.

Si bien muchas personas asocian esto con la compra de un vehículo, Saracho explicó que no es así. El automóvil, por ejemplo, es un activo porque su valor no aumenta con el tiempo, al contrario, disminuye. Además, no genera retornos, sino gastos, aclaró.

Cualquiera que entienda esto primero debe tener un punto de partida y una meta, de lo contrario «no llegarás a ninguna parte», dijo.

El orador también dijo que el objetivo del inversionista es la libertad financiera, que se entiende como «la cantidad de gastos mensuales que gasta un individuo». Sin embargo, para hacer esto, las personas deben tener muy claro el rendimiento que quieren obtener de su inversión.

A partir de ahí, puede comenzar a seguir un camino para lograr el resultado deseado.»Hay que aprender a entender el lenguaje, cómo funciona el juego, y una vez que se entienda te darás cuenta que las decisiones son más fáciles de tomar cuando tienes claridad, cuando entiendes la manera en que funciona el dinero y las reglas del dinero.

Y entonces planificar, plasmar el punto de partida y trabajar las inversiones para hacerlas una realidad», explicó Alejandro Saracho.

El experto señaló que, si bien los padres o abuelos alientan a sus hijos a ahorrar, esta recomendación es incompleta, ya que el dinero destinado únicamente al ahorro se deprecia con la inflación y con el tiempo.

«Y dinero que se duerme se lo lleva la inflación (…) Pero lo que buscamos es que el dinero se acumule para después invertirlo y multiplicarlo, entonces lo que vamos a buscar con una inversión es que ésta ayude a generar un rendimiento y que ese rendimiento esté arriba de la inflación para que estés ganando dinero», explicó.

De ahí la importancia del objetivo, ya que el punto de la inversión es lograr que las personas sean financieramente libres para que, en este caso, puedan afrontar los gastos que su estilo de vida requiere; en ese momento obtienes las dos cosas que todo ser humano busca: tener tiempo y dinero para hacer lo que quiere, confesó Saracho.

Hay diferentes tipos de ganancia en la inversión, la primera de ellas es la ganancia de capital, que está más relacionada con la venta, explicó el economista. Es decir, comprar un activo a un precio y luego venderlo a un precio más alto.

«Como cuando se obtiene una ganancia de capital, tal como ocurriría con un terreno o un activo. Mientras que la ganancia de flujo de efectivo es un rendimiento».

Hay cuatro tipos de rendimientos que más contribuyen a generar ingresos pasivos populares, dijo Saracho:

Interés: cuando pides prestado a un banco, gobierno o empresa

Renta: como propiedad

Tasa de licencia: Inversión en una empresa y

Dividendo: Una forma de invertir en una empresa o en la bolsa de valores

Alejandro Saracho aclaró que, para alcanzar la libertad financiera, es necesario invertir el dinero en los llamados vehículos de inversión que generan rentabilidad.

Así se generan flujos de caja continuos: “cada dos, tres o seis meses pagados por tu estilo de vida en algún momento”, aclaró.

«Existen diferentes tipos de vehículos para invertir y a su vez hay distintas áreas de inversión, tales como son los negocios; en bienes raíces; la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la Propiedad Intelectual, los metales, la Banca de protección (en donde están los Cetes,) y cada una de ellas tienen distintos vehículos de inversión y cada vehículo tiene distintas estrategias», explicó.

Saracho resaltó que para quienes se están planteando empezar a invertir, es decir, los principiantes, debe quedar claro que lo más importante es hacerlo bien: “Deben hacerlo en vehículos de inversión consistentes y seguros, porque así podrán invertir y obtener rendimientos. Así el dinero no se va a ir porque está garantizado”, subrayó.

Saracho sugirió que aquellos que quieran comenzar a invertir deben hacerlo de la manera «tradicional», es decir, utilizando los vehículos de inversión existentes sin participar en juegos especulativos.

«Por algo que existirá mañana. Porque la libertad financiera, la riqueza y el éxito financiero se construyen acumulativamente, no de la noche a la mañana».

La forma más fácil de empezar es con cetes, explicó, «estos son letras del Tesoro, necesitas 100 pesos para empezar, y ahora están pagando un buen rendimiento, que seguramente cambiará después, los están pagando, llegan a casi 12 por ciento, una de las mejores rentabilidades en décadas.

Los cetes tienen vencimientos de un mes, tres meses, seis meses, 12 meses y hasta 24 meses.

También recomendó el uso del crowdfunding, que ha sido específicamente autorizado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Allí “puedes entrar con 5 mil pesos y eso te da ingresos de una propiedad más grande y jugosa. Te pueden sacar intereses porque hay financieras que prestan el dinero: invierten como si fueras el banco y la plataforma te presta el dinero”, explicó.

El crowdfunding (tarifas de licencia) también es una buena opción, continúa Saracho. Porque «son empresas donde te pagan un porcentaje de lo que hacen sobre la facturación y puedes invertir desde 100 pesos, 200 pesos, mil pesos».

Si ha probado una o más de estas opciones, tal vez sea hora de «entrar en el juego del mercado de valores», explicó el orador.

Pero esto debe ocurrir cuando hayas tenido una experiencia positiva, porque a partir de ese momento puedes empezar a construir otro tipo de alternativas.

El objetivo final de cualquier inversionista es armar un portafolio de inversión “que es la suma de todas sus inversiones.

Además, el objetivo es que el portafolio tenga el mejor desempeño posible con el menor riesgo posible”, dijo Saracho.