• Sáb. Jul 13th, 2024

Colectivo Xochimilco Vivo solicita el apoyo de la UNESCO

Dic 13, 2022

Por: Abraham Torres Lemus

La construcción del puente vehicular de Cuemanco, Xochimilco, alertó al colectivo Xochimilco Vivo, quien solicitó a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Cultura y la Ciencia (UNESCO) su intervención.

Desde el 2020, la construcción del puente vehicular de Cuemanco generó entre los habitantes de Xochimilco enojo e inconformidad pues, comentaron que la obra pública no beneficiaría a nadie, solo destruiría el amplio ecosistema de la zona.

Los inconformes con la obra, aseguraron que se destruyeron humedales, que impedían la inundación de la zona en temporadas de lluvia y resguardaba gran parte de la fauna dentro del complejo humedal.

Xochimilco Vivo realizó una petición a la World Heritage Watch, en su reporte 2022, una organización civil de origen alemán que recibe demandas y asesora a la organización de las Naciones Unidas sobre temas de patrimonio mundial.

En el reporte se presentó que las zonas verdes y los humedales de la demarcación Xochimilco, ayudan a erradicar 16 mil toneladas de dióxido de carbono al año, fungen un papel importante en la regulación de temperatura de la Ciudad de México y los acuíferos forman un papel vital para reducir inundaciones generadas por tormentas, además de ser un ecosistema cultural que incluye tradiciones, turismo e investigación científica.

Se destacó la terrible expansión de la ciudad, que llevó al gobierno capitalino a la construcción del puente de Cuemanco, para mantener conectada a la ciudad, lo que ocasionó la destrucción del ecosistema y la actividad agropecuaria conocida como “chinamperia”.

Tras años de protesta contra el puente vehicular, finalmente se inauguró en 2021 por lo que el colectivo solicitó, como último recurso, la intervención de la UNESCO, quien delegó a Xochimilco como Patrimonio de la Humanidad por todo lo que en el reporte se destacó y esperan actúen en favor de la preservación del ecosistema y se destruya la obra pública para dar pie a un proyecto que favorezca los humedales de la zona, así como prohibir las practicas que atentan y violan el patrimonio común..